Siete pasos para hacer del dinero tu aliado

En la sociedad actual, el dinero invade muchos aspectos de nuestra vida.  Cualquier iniciativa o proyecto, cualquier idea que tengamos, lo más probable es que necesite de la energía del dinero para poder materializarse. El dinero es algo esencial para nuestra supervivencia y es por ello que tiende a provocarnos fuertes emociones.  Eso hace que muchos tengamos en mayor o menor medida una relación insana o incluso negativa con todo lo que tiene que ver con su energía.  Si ese es tu caso, lo más probable es que no sólo se vean afectadas tus decisiones financieras.  Una mala relación con el dinero fácilmente pueda convertirse en un obstáculo a la hora de vivir una vida plena.  En esta entrada, te proponemos una serie de pasos para hacer del dinero tu aliado:

  1. Revisa tus creencias. Si piensas que el dinero “es sucio o corrupto” o estás convencido de que “todos los ricos son ladrones”, estás siendo presa de creencias que te limitan a la hora de gestionar tu dinero.  Este tipo de creencias, que suelen ser inconscientes, ejercen una influencia invisible pero poderosa sobre nuestras decisiones y comportamientos.  Si crees que el dinero es sucio o corrupto, será más complicado para ti atraerlo a tu vida, o quizás se te vaya rápido de las manos y seas incapaz de ahorrarlo.  Sustituir esas creencias limitantes por otras que nos apoyen es un primer paso para establecer una relación sana y positiva con el dinero. 
  2. Sana tu pasado. La mayor parte de nosotros hemos vivido experiencias negativas relacionadas con el dinero.  Puede ser que hayamos caído en un engaño o que hayamos perdido una gran suma en una inversión que no funcionó, o puede ser que nuestra familia pasara dificultades financieras cuando éramos niños.  Eventos como éstos suelen dar lugar a fuertes emociones que quedan grabadas en nuestra memoria corporal.  Es posible que ya no recordemos o seamos conscientes de esos eventos, sin embargo, el miedo o frustración que nos provocaron puede seguir estando presente  y reaparecer cuando nos enfrentamos a situaciones parecidas.  Ir hacia atrás, ser capaz de mirar esas emociones dolorosas, reconocerlas, es otro paso hacia la sanación. 
  3. Reconoce tus proyecciones. Se habla de proyecciones cuando vemos en otras personas o situaciones aquellos fallos o defectos que nos cuesta aceptar en nosotros mismos.  Si critico mucho o me enfado en exceso por un comportamiento o situación, es bastante probable  que esté actuando de una manera parecida en alguna área de mi vida.  Proyecto mi enfado hacia fuera porque me cuesta mirar mi propia sombra, ejercicio que requiere grandes dosis de humildad y coraje.  Dadas las fuertes emociones que nos provoca el dinero, es fácil ver cómo se puede convertir en una enorme proyección de nuestras debilidades.  Criticamos el dinero o lo rechazamos en lugar de ver que somos los humanos, con el uso que hacemos de él, los que demostramos nuestra propia virtud o falta de ella.  
  4. Libérate de la herencia familiar. No sólo la mayoría de nosotros hemos tenido experiencias frustrantes con el dinero, sino que además tendemos a cargar las creencias y vivencias de nuestra familia.  Sin ser conscientes, podemos estar repitiendo patrones de comportamiento que no nos pertenecen, por pura lealtad a nuestros ancestros.  A modo de ejemplo, puedo tener una obsesión irracional por el ahorro, pues mis abuelos pasaron hambre y escasez, o puedo estar endeudado pagando por algo que no es propio, sin siquiera tener idea del origen de mis problemas.  Sistémicamente, se trata de energías que pasan de unas generaciones a otras hasta que somos capaces de poner conciencia y romper con los patrones que no nos ayudan a vivir una vida libre y plena. 
  5. Pon luz en tu situación financiera. A veces, la simple idea de organizar nuestras cuentas, de poner claridad en nuestra situación monetaria, puede hacernos sentir nervios y sudor frio.  Se trata de una estrategia de evitación que he visto manifestarse en muchas personas.  Inconscientemente, prefieren no saber antes de enfrentarse a lo que podrían considerar como fracaso.  Así, van tirando en la oscuridad, sin ser capaces de tomar el control de esta área tan importante de su vida.  Si éste es tu caso, te animo a que te armes de valor y hagas un inventario de todos tus activos y deudas.  Sólo desde el conocimiento y la transparencia podemos empoderarnos para solucionar problemas y mejorar nuestra posición en el futuro. 
  6. Alinea el dinero con tus valores. Muchos de nosotros hacemos esfuerzos para mejorar, seguimos prácticas espirituales, tenemos altos ideales para cambiar al mundo. Sin embargo, en la mayoría de los casos estas aspiraciones quedan separadas de nuestras decisiones financieras, con las cuáles no vemos relación alguna.  Cuando hacemos esto, no nos damos cuenta de la importancia que el dinero tiene no sólo en nuestra vida, sino como motor de cambio de la sociedad.  Te invito a que revises cómo ganas, utilizas e inviertes tu dinero y te cuestiones si todo ello está de acuerdo con tus valores.  Puede ser un ejercicio muy revelador.
  7. Honra tu dinero. Si eres de los que dicen que el dinero no importa, puede ser que no estés reconociendo todo el valor que trae a tu vida, el hecho que el disponer de él te permite alimentarte, vestirte y tener un techo para vivir, por hablar sólo de las necesidades más básicas.  Cuando lo agradeces, lo tratas con respeto y donas una parte a causas que favorezcan a la vida, le estás diciendo que es importante para ti, que lo honras, y de este modo le estás abriendo el camino para que siga presente en tu vida.  Al fin el dinero es sólo energía, potencial, posibilidades… algo neutro hasta que tú lo califiques con tu comportamiento e intenciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s